La obra de Isaac Mahow tiene dos pequeños guiños a los grabados de Goya.

Por un lado ha empleado el blanco y negro para elaborar la figura central. Por otro lado, el protagonista de esta escena es un burro, animal que estaba presente en varios de los grabados de Goya.

La interpretación del trabajo realizado dependerá del observador, pero Mahow nos ofrece una serie de elementos visuales para que reflexionemos sobre el concepto de poder, las redes sociales y nuestro papel como usuarios y ciudadanos.